Bienvenid@ a nuestro Blog

  • Jordi

Tras esta larga y agónica espera, hemos pasado ya la Semana Santa. Históricamente era el inicio de lo que iba a ser la temporada, el renacer después del invierno, de la temporada baja.


Este año la esperábamos más que nunca, !esperábamos a que pasara!, porque esto significa que el verano está más cerca y que aunque aún nos quedan unos meses de sequía sabemos, deseamos, esperamos, soñamos en un verano de recuperación.



Hay dudas e interrogantes, hay muchos factores que infuirán en la tan esperada recuperación y lamentablemente no podemos influir en ninguno de ellos, pero si uno de ellos destaca es la inmunidad.


Este es el factor. Necesitamos que la vacunación alcance una velocidad de crucero, pero de crucero con motor de Ferrari, que se deje de manipular la información, que los fakes y las noticias tendenciosas dejen de poner palos en las ruedas y desacelerar la producción, la distribución y la administración de vacunas.


Hay muchos intereses, y éste (lamentablemente) es el segundo factor, para que una u otra vacuna llegue a su destino, desde inversores que especulan con las acciones